Lección 1: Para comenzar - National Safety Council
Hero Image

Lección 1: Para comenzar

Pronto, su hijo(a) adolescente tendrá la oportunidad de ocupar el asiento del conductor, pero primero hay algunos riesgos y cuestiones que debe revisar. Esta es una etapa importante para su hijo(a) adolescente, durante la cual se desarrollarán hábitos que pueden quedarse con él o ella durante años. Su enfoque en esta etapa determinará en qué tipo de conductor se convertirá su hijo(a) adolescente. Esto es lo que puede hacer para ayudar.

Sea paciente

En cuestión de meses, los adolescentes tienen que pasar de cero experiencia de primera mano a conducir un automóvil. Ese es un cambio importante y su hijo(a) adolescente necesitará una gran ayuda para manejarlo. Tenga en cuenta que su hijo(a) adolescente experimentará todo al volante por primera vez, y cuanto más paciente sea usted, más fácil será para él o ella mantener la calma y la seguridad. 

Sea estricto

Sin embargo, su hijo(a) adolescente también necesita el apoyo de un conductor experimentado que sepa cuándo ser estricto. Después de todo, conducir es una de las actividades más peligrosas que llevará a cabo su hijo(a) adolescente, y no tiene experiencia haciéndolo. Concéntrese en enseñar las lecciones correctas y no permita que su hijo(a) adolescente corra riesgos innecesarios. 

Piense como adolescente

Lo mejor que puede hacer para ayudar a su hijo(a) es intentar pensar como adolescente. Cada hábito de conducción que usted ha desarrollado durante años de práctica, sin importar cuán básico o complejo sea, es completamente nuevo para su hijo(a) adolescente, y cada obstáculo “simple” que usted ve en el camino es un nuevo desafío. Aproveche cada vez que vaya con su hijo(a) adolescente en el automóvil como una oportunidad para ayudarle a convertirse en un conductor seguro. 

 

IN PARTNERSHIP WITH

GM Foundation