Lección 16: Su hijo(a) adolescente quiere practicar con usted - National Safety Council
Hero Image

Lección 16: Su hijo(a) adolescente quiere practicar con usted

Como padre, es tentador hacer caso omiso de la responsabilidad de enseñarle a su hijo(a) adolescente a conducir. Después de todo, su hijo(a) adolescente probablemente tomará alguna forma de educación vial, con un maestro y tiempo de clase dedicado, ¿cierto? Aunque este puede ser el caso, no significa que usted no tenga un papel que desempeñar. De hecho, la participación de los padres es fundamental para la seguridad de los conductores adolescentes. He aquí por qué su hijo(a) adolescente quiere (y necesita) su ayuda. 

La mayor influencia

Su hijo(a) adolescente lo ha visto conducir durante años, aprendiendo las reglas básicas del camino y adquiriendo sus hábitos de conducción (tanto buenos como malos). Debido a esta dinámica, usted ha sido efectivamente el primer instructor de manejo de su hijo(a) adolescente y, por lo tanto, la mayor influencia en cómo conducirá su hijo(a) adolescente. Ya sea que usted quisiera este puesto o no, es importante que lo acepte y se comprometa a dar un buen ejemplo a su hijo(a) adolescente.

Su hijo(a) adolescente quiere su ayuda

Aunque puede ser difícil de creer, lo más probable es que su hijo(a) adolescente quiera su ayuda al volante, incluso si no lo dice en voz alta. Ya sea que se trate de practicar más una habilidad determinada, como retroceder, o de orientación adicional sobre cómo reaccionar en determinadas situaciones, la mayoría de los adolescentes quieren más ayuda para prepararse para el camino. Los padres están en una posición perfecta para brindar esa ayuda, siempre y cuando sean alentadores y comprensivos. 

Practíquelo: Las muchas responsabilidades que enfrentan los conductores, además de los riesgos modernos, como conducir distraído, pueden intimidar a los adolescentes. A medida que su hijo(a) adolescente comienza a aprender a conducir, tómese un momento cada semana para preguntarle en qué le gustaría concentrarse. Si bien hay muchas lecciones importantes que usted puede compartir, las verificaciones regulares como esta pueden ayudarlo a comprender los problemas que más preocupan a su hijo(a) adolescente. 

IN PARTNERSHIP WITH

GM Foundation