Lección 4: Los mejores momentos para que los adolescentes conduzcan - National Safety Council
Hero Image

Lección 4: Los mejores momentos para que los adolescentes conduzcan

Los conductores adolescentes sin experiencia necesitan mucha práctica para mejorar sus habilidades, pero esa misma inexperiencia significa que enfrentan riesgos adicionales al volante. Una vez que su hijo(a) adolescente comience a aprender a conducir, puede ayudarlo a mantenerse seguro practicando en condiciones ideales: clima despejado y tráfico limitado. 

Condiciones despejadas

No solemos pensar en el tiempo como un peligro en el camino, a menos que se trate de un problema importante, como una inundación o una tormenta de nieve. Sin embargo, para los conductores adolescentes, un poco de lluvia o condiciones de oscuridad pueden crear problemas graves. Los conductores nuevos pueden encontrarse desprevenidos y no estar seguros de cómo manejar el mal tiempo, así que planifique siempre verificar el pronóstico del tiempo antes de conducir con su hijo(a) adolescente y solo salga en condiciones despejadas. 

Tráfico limitado

Los conductores nuevos tienen mucho en qué concentrarse y el tráfico pesado solo dificulta la conducción. Por eso es mejor que los adolescentes practiquen en calles con tráfico limitado. Esto no solo eliminará los posibles obstáculos y peligros, sino que también limitará las distracciones con las que tiene que lidiar su hijo(a) adolescente. Busque calles tranquilas en su área donde pueda tomarse su tiempo para enseñarle a su hijo(a) adolescente sin detener el tráfico. 

Coméntelo: Antes de que su hijo(a) adolescente se ponga al volante, hable sobre las condiciones ideales para conducir y explique por qué son necesarias para mantenerse a salvo. Adquiera el hábito de verificar el clima con su hijo(a) adolescente antes de conducir con él o ella en el automóvil. De esta manera, su hijo(a) adolescente aprenderá a hacer lo mismo antes de cualquier lección futura. 

 

IN PARTNERSHIP WITH

GM Foundation