Lección 10: Cuídese (y mantenga la cordura) en las autopistas - National Safety Council
Hero Image

Lección 10: Cuídese (y mantenga la cordura) en las autopistas

Aunque nos parezcan comunes, las autopistas son entornos desafiantes para los nuevos conductores adolescentes. Imagínelo: autos a alta velocidad aglomerados en unos pocos carriles, donde las situaciones cambian repentinamente con poco margen de error. Su hijo(a) adolescente eventualmente necesitará practicar en estos escenarios, pero primero debe saber para qué prepararse y qué evitar. 

Mantener la distancia

¿Sabe su hijo(a) adolescente cuánto tiempo se requiere para que un vehículo se detenga por completo? En las autopistas, el tráfico puede pasar de velocidades altas a paradas en seco sin mucha advertencia, lo que pone en riesgo a su hijo(a) adolescente y a los conductores que van delante y detrás. La mejor manera de prevenir esto es hacer que su hijo(a) adolescente conduzca lento y aumente la distancia de seguimiento entre vehículos. Enséñele a su hijo(a) adolescente a dejar varios tramos de automóviles libres delante de él o ella en la autopista, y si otros vehículos se incorporan a este espacio, dígale a su hijo(a) que reduzca la velocidad para recuperar este espacio.

Altas velocidades

Es una simple verdad que las personas conducen rápido en la autopista y tienden a frustrarse cuando usted no hace lo mismo. Aunque los conductores a menudo dicen: ‘Solo iba siguiendo el flujo del tráfico’, su hijo(a) adolescente debe saber que esta no es una excusa válida. El diseño simple de una autopista es el siguiente: velocidades más rápidas en el carril izquierdo para adelantar, velocidades más lentas en el derecho. Enséñele a su hijo(a) a mantenerse en los carriles centrales, donde no se interponga en el camino de los conductores que van demasiado rápido o de los que usan las rampas de entrada y salida. De esta manera, su hijo(a) adolescente puede apegarse al límite de velocidad y vigilar los carriles circundantes para detectar posibles peligros.

Practíquelo: Las autopistas son áreas peligrosas para los adolescentes sin experiencia, así que comience conduciendo en ellas llevando a su hijo(a) adolescente en el automóvil. Aunque puede que no sea divertido, conduzca durante un periodo de mucha actividad para que su hijo(a) adolescente pueda ver cómo el tráfico cambia repentinamente en las calles con mucho tráfico. Una vez que las habilidades de su hijo(a) hayan aumentado, déle la oportunidad de conducir en la autopista a una hora en que haya menos tráfico. Sea paciente y ofrezca consejos adicionales cada vez que su hijo(a) adolescente conduzca en estas situaciones particularmente estresantes. 

IN PARTNERSHIP WITH

GM Foundation