Lección 11: Los beneficios de juzgar al volante - National Safety Council
Hero Image

Lección 11: Los beneficios de juzgar al volante

Conducir con seguridad se trata de tener buen juicio, ya que esto ayudará a su hijo(a) adolescente a tomar buenas decisiones al volante. Ya sea que se trate de juzgar las brechas en el tráfico antes de cambiar de carril o juzgar a otros conductores por hábitos peligrosos, estos son algunos de los beneficios de que su hijo(a) adolescente lo juzgue todo durante las lecciones de manejo.

Primeras impresiones

Hay mucho en juego en el camino, ya que un error puede tener consecuencias para todos los conductores. Eso significa que su hijo(a) adolescente no siempre puede darse el lujo de darles a los demás el beneficio de la duda: para mantenerse seguro, su hijo(a) adolescente tiene que juzgar a los conductores en función de sus acciones y conducir en consecuencia. Si un conductor entra y sale del carril o sigue muy de cerca a su hijo(a) adolescente, lo más seguro es reducir la velocidad y alejarse del vehículo. El conductor puede estar con capacidades disminuidas o distraído, o simplemente ser un mal conductor, pero su hijo(a) adolescente no debe esperar para averiguarlo.

Juzgue la situación

Su hijo(a) adolescente también necesita aprender a juzgar situaciones difíciles en el camino. Imagínese a su hijo(a) adolescente tratando de cambiar de carril en una autopista, con vehículos que rebasan a diferentes velocidades y la salida que debe tomar su hijo(a) adolescente aproximándose. Parece que podría haber tiempo para incorporarse después de que pase el siguiente vehículo, pero ¿debería su hijo(a) adolescente comprometerse y pasar al otro carril? Ayude a su hijo(a) adolescente a prepararse para estas decisiones aprendiendo cuánto espacio necesita su vehículo y qué tan rápido se mueve el tráfico circundante. Situaciones estresantes como esta pueden nublar nuestro juicio, así que recuérdele a su hijo(a) adolescente que, si bien planificar con anticipación es la mejor opción, a veces perder una salida es mejor que tomar una decisión peligrosa.

Practíquelo: En su próxima lección de manejo, hable con su hijo(a) adolescente sobre la importancia de observar el camino con regularidad. Su hijo(a) adolescente debe estar atento a los vehículos que se acercan por detrás, así como a la velocidad del tráfico que se encuentra adelante. Esto puede hacer que su hijo(a) adolescente practique juzgar los espacios entre los vehículos y ayudarlo a comprender cuánto tiempo tiene disponible para incorporarse o cambiar de carril sin obstaculizar el flujo del tráfico. 

IN PARTNERSHIP WITH

GM Foundation