Lección 6: Seguridad peatonal - National Safety Council
Hero Image

Lección 6: Seguridad peatonal

Una vez que su hijo(a) adolescente se pone al volante, su objetivo principal debe ser mantener seguros a todos los usuarios del camino, incluidos los peatones. Los corredores y caminantes son particularmente vulnerables en nuestras calles, por lo que su hijo(a) adolescente debe estar atento a ellos y saber qué hacer para garantizar su protección. A continuación se ofrecen algunos consejos para que su hijo(a) adolescente esté consciente de los peatones mientras conduce. 

Espere que haya peatones por todas partes

La mejor manera de evitar a los peatones es esperar que aparezcan por todas partes. Ya sea que se trate de un estacionamiento, una zona de construcción o una calle principal, enséñele a su hijo(a) adolescente a esperar y ver si hay peatones, incluso si es poco común que los haya. Antes de dar marcha atrás, girar o cambiar de carril, su hijo(a) adolescente debe revisar los espejos del vehículo y, en algunos casos, mirar hacia atrás para confirmar que el camino está despejado. Esto es especialmente importante en áreas donde es común que haya peatones, como estacionamientos e intersecciones, y cuando hay visibilidad limitada, como de noche o con mal tiempo. Ayude a su hijo(a) adolescente a formar este hábito desde la primera lección y practíquelo siempre usted mismo. 

Establezca prioridades

Si las calles están vacías o los cruces peatonales están muy separados, la gente puede verse tentada a cruzar por el medio de la calle. Aunque esto puede estar mal, la primera prioridad en esta situación es evitar un accidente. Si bien los peatones tienen la responsabilidad absoluta de prestar atención al tráfico, su hijo(a) adolescente no puede descartar su papel de mantenerlos a salvo. Después de todo, un vehículo tiene el potencial de causar mucho más daño que una persona. Si un peatón está cruzando la calle, no importa si se supone que debe estar allí o no. En ese momento, lo único que importa es si su hijo(a) adolescente ve al peatón y está preparado para detenerse.

Practíquelo: La próxima vez que vaya en el vehículo con su hijo(a) adolescente, enséñele a su nuevo conductor a “conectarse” con cualquier peatón que esté esperando para cruzar la calle. Esto puede significar hacer contacto visual con los peatones para que sepan que su hijo(a) adolescente los ve y levantar una mano para indicar que pueden cruzar de manera segura mientras su hijo(a) adolescente espera. El objetivo es evitar confusiones en la medida de lo posible, incluso si eso significa que su hijo(a) tenga que esperar unos segundos más.

IN PARTNERSHIP WITH

GM Foundation