Lección 12: Prevenga la conducción con capacidades disminuidas - National Safety Council
Hero Image

Lección 12: Prevenga la conducción con capacidades disminuidas

Aquí hay una pregunta que todos los padres deben tener en cuenta eventualmente: ¿cómo le hablo a mi conductor adolescente sobre las drogas y el alcohol, y realmente hago que él o ella escuche? La mejor manera de abordar los riesgos de capacidades disminuidas con su hijo(a) adolescente es hablar con frecuencia y con sinceridad sobre ellos. A continuación encontrará algunos consejos que le ayudarán.

Simplifique el mensaje

No pasa nada bueno cuando una persona con capacidades disminuidas toma el volante. Cuando se trata de un conductor sin experiencia, el riesgo es aún mayor. Con tan poca experiencia en el camino, puede ser difícil para su hijo(a) adolescente comprender cuán peligroso es realmente conducir con capacidades disminuidas, ya sea por los efectos del alcohol, las drogas o la fatiga. La estrategia más segura para cualquier conductor, especialmente los adolescentes, es evitar cualquier sustancia o condición que afecte sus capacidades al conducir y nunca viajar con un conductor bajo los efectos de las drogas o el alcohol. 

Sea estricto

Las leyes de cero tolerancia existen por una razón. Incluso para los conductores adultos experimentados, la disminución de capacidades comienza con el primer uso de cualquier sustancia perjudicial, y no debería haber margen de maniobra en este punto. Haga hincapié en esta regla en su Acuerdo para nuevos conductores y aclare que nunca es seguro viajar con un conductor ebrio. Para que su hijo(a) adolescente las acepte, estas reglas también deben aplicarse a usted. Si alguna vez maneja con sus capacidades disminuidas, incluso si es por fatiga o por medicamentos recetados, puede darle a su hijo(a) adolescente la idea de que esto es aceptable en ciertas circunstancias. Pero si se compromete a mantenerse estricto en este tema, no habrá lugar para la negociación.

Coméntelo: No ignore este problema ni asuma que su hijo(a) adolescente nunca conduciría con capacidades disminuidas. Concéntrese en los hechos y deje claro que si su hijo(a) adolescente se siente incapaz de conducir de manera segura, usted siempre está disponible para recogerlo. Las consecuencias se pueden decidir más tarde, pero su hijo(a) adolescente no puede retractarse de la decisión de conducir con capacidades disminuidas. 

IN PARTNERSHIP WITH

GM Foundation