Lección 5: Cuándo extender el horario de conducción nocturna - National Safety Council
Hero Image

Lección 5: Cuándo extender el horario de conducción nocturna

Después de obtener una licencia, su hijo(a) adolescente puede tener la tentación de quedarse fuera más tarde y conducir a casa por la noche. Aunque esto podría ser más conveniente para usted, es crucial que se adhiera a una estricta hora límite con la cual su hijo(a) adolescente conduzca muy poco de noche. A medida que su hijo(a) adolescente desarrolle mejores habilidades para conducir, podrá relajar estas restricciones, pero debe pensar detenidamente en este cambio. A continuación, presentamos algunos aspectos que debe considerar antes de extender las horas de conducción nocturna para su hijo(a) adolescente. 

Peligros de la conducción nocturna

Aunque puede no parecer un riesgo importante para los conductores experimentados , los adolescentes mueren de manera desproporcionada en choques nocturnos, especialmente después de la medianoche. Debido a estos altos riesgos, conducir después de la medianoche debería estar prohibido para su hijo(a) adolescente en el futuro cercano. También debe planear limitar el tiempo que su hijo(a) adolescente conduce después de las 9 de la noche tanto como sea posible. Es fundamental tener esto en cuenta si su hijo(a) adolescente trabaja o participa en deportes u otras actividades extraescolares. Planifique estos compromisos para que su hijo(a) adolescente no tenga que conducir solo a altas horas de la noche. Aún puede dedicar bastante tiempo a practicar con su hijo(a) adolescente antes de estas horas, y una vez que las habilidades de su hijo(a) adolescente estén en el lugar correcto, puede considerar la posibilidad de relajar estas restricciones. 

Sea un buen juez

Esto no será fácil. Su hijo(a) adolescente querrá aprovechar su capacidad para conducir solo y el inconveniente de estos límites puede tentarlo a relajarlos. Por eso es absolutamente crucial que practique a menudo con su hijo(a) adolescente y utilice su mejor criterio para determinar cuándo está listo para tener más libertad al volante. Nadie conoce las habilidades de su nuevo conductor como usted, y su hijo(a) adolescente no puede comprender plenamente lo peligroso que es conducir de noche. Por lo tanto, preste mucha atención al desarrollo de su hijo(a) adolescente, vea qué tan consistente es con el tiempo y solo amplíe las horas de conducción nocturna cuando sea apropiado, no cuando sea conveniente. 

Practíquelo: Continúe conduciendo con su hijo(a) adolescente en el asiento del pasajero por la noche y, cuando esté listo, deje que sea él o ella quien maneje. Explíquele a su hijo(a) adolescente la importancia de observar el camino, conducir según las condiciones y ser paciente. Casi todos los riesgos al conducir se amplifican durante la noche, por lo que su hijo(a) adolescente debe aprender a mantenerse alerta y esperar peligros. Una vez que su hijo(a) adolescente haya demostrado reiteradamente estas habilidades de conducción nocturna con usted en el vehículo, es posible que esté listo para conducir solo por la noche.  

IN PARTNERSHIP WITH

GM Foundation