Lección 7: Por qué conducir distraído es siempre un riesgo - National Safety Council
Hero Image

Lección 7: Por qué conducir distraído es siempre un riesgo

Aunque muchos hábitos de conducción mejoran con la experiencia, la conducción distraída no es uno de ellos. Parece que no hay límite de edad para quién está dispuesto a apartar la vista del camino y colocarla en su teléfono, lo que puede ser un ejemplo peligroso para su hijo(a) adolescente. No importa cuánto haya mejorado su hijo(a) adolescente al volante, conducir distraído siempre será un riesgo. A continuación se ofrecen algunos consejos para ayudar a su hijo(a) adolescente a evitar esta peligrosa acción.

Planifique el viaje

Aunque la mejor opción es guardar los teléfonos durante cada viaje (las guanteras son excelentes lugares para ellos), la realidad es que muchos conductores usan sus teléfonos para escuchar música, podcasts e indicaciones de GPS. Ayude a su hijo(a) adolescente a adoptar un enfoque realista de este riesgo animándolo a configurar estos sistemas antes de iniciar la conducción. Las listas de reproducción, los podcasts y las instrucciones para llegar se pueden programar y luego dejar en paz, dejando a su hijo(a) adolescente libre para concentrarse en el camino. Sin embargo, una opción aún mejor es hacer que su hijo(a) adolescente ponga su teléfono en el modo “No molestar”, que evita que aparezcan notificaciones de mensajes de texto y llamadas mientras conduce. 

Sea estricto

Es posible que la tentación de usar un teléfono nunca desaparezca, pero usted puede ayudar a su hijo(a) adolescente a reconocer los riesgos y tomar mejores decisiones. Ya sea que su hijo(a) adolescente haya obtenido una licencia o haya estado conduciendo solo durante más de un año, la regla debería ser la misma: no conducir distraído bajo ninguna circunstancia. Siga esta regla cada vez que viaje con su hijo(a) adolescente y manténgase al mismo nivel. Nadie puede conducir distraído de manera segura, así que no asuma que este es un riesgo con el que su hijo(a) adolescente puede vivir. 

Coméntelo: Haga de esto una parte importante de su Acuerdo para nuevos conductores, con graves consecuencias. Aunque el acuerdo ya incluye secciones sobre que los adolescentes y los padres eviten el uso del teléfono al volante, puede agregar detalles como la pérdida de privilegios por romper estas reglas. Hable de esto con su hijo(a) adolescente para que ambos estén de acuerdo en lo que es justo y cúmplalo, incluso después de que su hijo(a) tenga una licencia. 

IN PARTNERSHIP WITH

GM Foundation